Tips para destinar tus galletas

¿Estás pensando en distribuir tus exquisitas galletas con amistades a todo lo largo y ancho del país? Asegúrate de que aquellas galletas deliciosas sean llevadas sin una migaja fuera. A continuación tenemos varios tips para ensacar tus galletas y compartir la gozadera azucarada.
• Escoge tus galletas con cuidado: Las más adecuadas galletas para destinar son aquellas que son realmente firmes y consistentes, como las galletas de la arruga, las galletas de la huella dactilar, el chusco de jengibre, las galletas mexicanas de alianza, y las galletas de de temporada. Estas además tienden a ser las galletas que se sostienen frescas y con buen sabor por más duración. Tristemente, las galletas frágiles de mantequilla serán extremadamente quebradizas y posiblemente serán sólo migajas para en el momento que lleguen. Otros buenos aspirantes comibles para enviar son los brownies.
• Contén las migajas: Tendrás que obtener algunas migajas y galletas resquebrajadas, incluso al consignar un lote de artículos de tienda duros y bien escogidos. Las bolsas de hule favorecen a mantener las cosas ordenadas y asisten a sostener esas galletas con toda la frescura mientras que están en paseo en dirección a su destino. Yo uso simples bolsas ziploc, sin embargo las bolsas de bollería también funcionan bien.
• Empaca correctamente … aunque no demasiado apretadas: Acumula las latas de Navidad para las entregas de mano. Cuando mandes galletas, cerciórate que se encuentren embaladas firmemente de forma que las galletas no golpeen contra sin duda a lo largo del expedición, pero no tan firmemente que las galletas se quiebren si la caja es golpeada o bien comprimida en un cierto punto. Me gusta emplear cacahuetes de envoltura, papel troceado y también pepel de revista acartonado para producir un nido para las galletas, y después aglomerar más en la parte superior para más suavización.
• Proporcionar un mapa de senda: Finalmente, mas no menos esencial, marcar cada paquete de galletas o describirlas en una carta para que el cliente sepa textualmente lo que está recibiendo. No es un aviso de caja, en sí, aunque sin duda es una cortesía para el receptáculo de galletas.
• Un último consejo es aprovechar los servicios de un cotizador de envíos on-line, a fin de que sepas en dónde está tu bulto y fielmente cuando llegó a su destino.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s